Tratamientos para huesos y articulaciones

Centro Ortopédico y de Cuidados Integrales de Articulaciones

El Centro Ortopédico y de Cuidados Integrales de Articulaciones del Corona Regional Medical Center ofrece servicios integrales para diagnosticar y tratar afecciones agudas y crónicas. Corona Regional se centra en afecciones que afectan a los hombros, las caderas y las rodillas, entre las que se incluyen:

  • Artritis (reemplazo de articulaciones en las extremidades superiores e inferiores)
  • Artritis (reumatoide y degenerativa)
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Fracturas, luxaciones, inestabilidad
  • Reconstrucción tras un trauma
  • Trastorno del manguito de los rotadores
  • Problemas de dolor en las extremidades superiores
  • Lesiones relacionadas con el trabajo y otras lesiones traumáticas

Los tratamientos están diseñados para ayudar a reducir el dolor y devolverle a la persona su estilo de vida.

Cirugía del pie y el tobillo

Los servicios de pie y tobillo del Departamento de Ortopedia diagnostican y tratan problemas del pie y el tobillo haciendo énfasis en la cirugía de revisión y reconstrucción en adultos, los problemas de traumatismos y postraumatismos, las enfermedades congénitas y de desarrollo, los juanetes, los dedos del pie en martillo, las fracturas de ligamentos y otros traumatismos del tobillo y la pierna y deformidades, entre los que se incluyen:

  • Fracturas de tobillo, artritis, inestabilidad, deformidades
  • Evaluación y cuidado del pie diabético (férulas, fusiones, amputaciones, etc.)
  • Anormalidades, deformidades o afecciones dolorosas del antepié
  • Deformidades de la zona media y posterior del pie (congénitas, de desarrollo o con artritis)
  • Fracturas mal unidas (injertos, fijación interna y estimulación eléctrica)
  • Reconstrucción de deformidades por traumatismos, de desarrollo o congénitas
  • Problemas en los tendones y los ligamentos (por traumatismos o degenerativos)

Cirugía de la mano

  • Síndrome del túnel carpiano
  • Anomalías congénitas (dedos adicionales, fusión de los dedos, etc.)
  • Contractura de Dupuytren
  • Fracturas de la mano
  • Heridas en la mano y el antebrazo
  • Lesiones de los nervios
  • Lesiones y laceraciones de los tendones
  • Dedo en gatillo
  • Lesiones vasculares de la mano

Departamento de Terapia Ocupacional

Los enfoques terapéuticos restablecen y mejoran las habilidades de vida cotidiana de los pacientes para que puedan retomar sus rutinas diarias.

Más información

Cirugía de reemplazo total de cadera y rodilla

El reemplazo total de cadera implica reemplazar el cartílago y el hueso de la articulación de la cadera dañados con materiales artificiales. Los pacientes que padecen una artritis progresiva grave en la articulación de la cadera suelen someterse a un reemplazo total de cadera. El tipo de artritis más común que resulta en un reemplazo total de cadera es la artritis degenerativa (osteoartritis) de la articulación de la cadera. Este tipo de artritis generalmente ocurre como resultado del envejecimiento y es una anomalía congénita de la articulación de la cadera del paciente, o un traumatismo anterior de la articulación de la cadera. Las fracturas de la articulación de la cadera y la muerte, o necrosis, del hueso de la cadera también son causas comunes de la cirugía de reemplazo de cadera. La necrosis puede ser causada por la fractura de la cadera, por drogas o medicamentos como el alcohol o los corticosteroides, enfermedades como el lupus eritematoso sistémico y otras afecciones, como el trasplante de hígado.

El dolor crónico progresivamente intenso combinado con la discapacidad de las funciones diarias que incluyen caminar, subir escaleras e incluso levantarse cuando uno está sentado, son motivos por los cuales muchos pacientes consideran someterse a un reemplazo total de cadera. Puesto que las articulaciones de cadera reemplazadas pueden fallar con el paso del tiempo, la decisión sobre si someterse o no y cuándo a un reemplazo total de cadera no es fácil, especialmente en el caso de pacientes más jóvenes. El reemplazo suele considerarse cuando el dolor se vuelve tan intenso que impide el funcionamiento normal a pesar de la administración de medicamentos antiinflamatorios.

El reemplazo total de rodilla se suele llevar a cabo generalmente cuando una persona padece un trastorno articular degenerativo grave como osteoartritis, por el cual las superficies de la articulación, o móviles, de la rodilla se deterioran y causan un dolor grave, limitación o pérdida de la función y/o deformidad de la articulación. La cirugía también puede realizarse para reemplazar una rodilla gravemente fracturada o cuando los reemplazos de articulación anteriores han fallado. El reemplazo bilateral significa que ambas rodillas se reemplazan al mismo tiempo.

Departamento de Fisioterapia

Tratamientos individuales y educación para ayudar a nuestros pacientes a retomar sus actividades de la vida diaria.

Más información

Habitualmente se utilizan otros tratamientos antes de recurrir a la cirugía de reemplazo de rodilla. Estos incluyen:

  • Acetaminofén (Tylenol) o medicamentos antiinflamatorios si existe degeneración en la articulación
  • Cortisona o inyecciones de lubricante en las rodillas
  • Osteotomía, que es la restructuración de los huesos para trasladar la tensión de un tejido enfermo a uno más sano
  • Sinovectomía, la extirpación quirúrgica de la membrana sinovial inflamada, el tejido que lubrica las partes móviles de una articulación

Otros tratamientos comunes para el dolor de rodilla y cadera incluyen:

  • La terapia ocupacional puede enseñarle cómo cuidarse mejor y ayudarle en su empeño por volver a tener un estilo de vida productivo tras su cirugía, lesión o cualquier otra afección.
  • Cirugía ortopédica, que proporciona tratamiento para pacientes que no responden a tratamientos no quirúrgicos ni a antiinflamatorios. Las opciones quirúrgicas pueden incluir el reemplazo total de rodilla, el reemplazo total de cadera y la cirugía de hombro, incluyendo procedimientos mínimamente invasivos.
  • La fisioterapia puede ayudar a reducir el dolor, la debilidad y la rigidez a la vez que le ayuda a recuperar la fuerza y resistencia con técnicas manuales, ejercicio y entrenamientos neuromusculares.
  • Fisiatría y manejo del dolor, que se especializa en la evaluación, diagnóstico y tratamiento no quirúrgico de problemas de dolor en las articulaciones, incluyendo estudios sobre los músculos y los nervios, además de inyecciones que alivian el dolor.
  • Medicina deportiva, que cubre la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de lesiones causadas por los deportes y las actividades relacionadas con el ejercicio. El objetivo es ayudar a los pacientes a recuperarse completamente de manera que puedan retomar sus actividades deportivas.

Buscar médico

Para encontrar el médico ideal para usted, llame a nuestro servicio GRATUITO de referidos médicos al 800-882-4362 o solicite un referido online.