La cirugía ortopédica que cambia la vida

20 de julio de 2016

Una de las primeras cosas que debe considerar cuando tiene dolor crónico en las articulaciones es el impacto que este tiene en su vida diaria.

"Si el dolor y la rigidez están interfiriendo con su capacidad para realizar las actividades diarias como caminar o subir escaleras, y si los otros métodos para controlar el dolor no están funcionando, entonces la cirugía de reemplazo de articulaciones puede ser una opción", explica el cirujano ortopédico Andrew Holmes, MD.

Algunas alternativas que su médico podría recomendarle antes de una cirugía incluyen ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la articulación, ayuda para caminar (como un bastón) para disminuir el esfuerzo de la articulación, fisioterapia y medicamentos para aliviar el dolor.

"Los reemplazos de rodilla y cadera, que son los tipos más comunes de cirugía de reemplazo de articulaciones, pueden ayudar a las personas de distintas edades a disfrutar de una mejor calidad de vida", dice el Dr. Holmes.

En el caso de los pacientes mayores, la cirugía de reemplazo de articulaciones también significar una mayor independencia al permitirles continuar con sus actividades diarias como caminar o hacer compras. Si cree que la cirugía de reemplazo de articulaciones puede ser una opción en su caso, su médico puede derivarlo a un cirujano ortopédico, quien puede realizar una evaluación y ayudarle a elegir la mejor opción.

El centro de reemplazo total de articulaciones ofrece servicios integrales para los reemplazos totales de rodillas y de cadera. Más información.